© 2017 Juan F. Brügge - Todos los derechos reservados.

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
Please reload

Posteos recientes

Diputado de la DC argentina aconseja a sus pares chilenos y plantea que el “partido debe volver a sus orígenes”

June 13, 2016

El legislador cree que la colectividad debe defender la institucionalidad, las

libertades individuales y la propiedad privada, entre otras materias relevantes.

 

 

Luego de 24 años fuera del Congreso,

la Democracia Cristiana argentina volvió

al Parlamento este año de la mano del diputado

por Córdoba Juan Fernando

Brügge, abogado de 53 años que la semana

antepasada visitó Chile para reunirse

con sus aliados Gutenberg Martínez y

Juan Carlos Latorre.

Brügge afirma que es parte de una oposición

constructiva al Presidente Mauricio

Macri, que apoyó a Sergio Massa en la

última elección y que se ubica al centro,

por lo que su rol junto al UNA —Unidos

por una Nueva Argentina, donde pertenecen

él y Massa— es de bisagra dentro

del mapa político trasandino.

“La dignidad de la persona es el eje

principal de nosotros como democratacristianos”,

afirma. Sobre la política local,

dice que Macri ha descuidado demasiado

la parte social y que por eso el Papa Francisco

está preocupado. “No es una relación

buena, es una situación de tirantez.

El Papa no está conforme con que se vaya

de las manos la cuestión social”, afirma

Brügge, aludiendo a sus conversaciones

con obispos trasandinos.

Con la misma propiedad, opina del escenario

regional y lamenta que América

Latina se balancee entre populismos y regímenes

neoliberales porque, afirma, se

debe recurrir a una tercera alternativa.

“Ahora viene el neoliberalismo de nuevo.

¿Son las únicas opciones?

No tenemos que copiar quizás lo que

ocurrió con el populismo que avasalla las

instituciones y en que la figura del líder es

lo más importante: Lula, Kirchner, acá en

su momento Bachelet, que ahora se ha dado

cuenta y ha empezado a acomodar el

camino. Ni tampoco llegar a que el mercado

solucione todo”, agrega.

Por ahora, de Chile le preocupa

consolidar un corredor

bioceánico que le permita a

Argentina salir al Pacífico y

también manifiesta su inquietud

por la DC chilena.

“La DC chilena tiene que

volver a sus orígenes. Pararse

en los valores, en la dignidad,

en la ética. La DC ya conoció el poder en

Chile en todo, ahora tiene que ver de qué

manera puede contribuir con sus valores

a mejorar la política chilena. Sin intenciones

de romper esta alianza de gobierno

exitosa que ha funcionado entre el PS y la

DC, todo matrimonio en algún momento

puede terminar. Hay que ver si esta alianza

entre DC y PS se puede cortar”, afirma.

Consultado sobre el detalle de su conclusión,

Brügge complementa: “Lo que

pasa es que el socialismo es muy pragmático

y por ahí te lleva puesto las ideas, y en

eso hay que saber manejarse, saber decir

hasta dónde. El socialismo te presenta un

mundo en que somos todos iguales, donde

a todos nos va bien. ¡Pero

el mundo de la felicidad

quién no lo quiere! El problema

a veces es que bajo

esas banderas se avasallan

cuestiones institucionales.

La DC debe defender la institucionalidad,

los derechos

de propiedad, las libertades

individuales. El socialismo dice que respeta

las libertades individuales, pero por

otra parte lo pone al Estado como garante

de todo. Ese es el rol —humildemente,

quién soy yo para meterme en la DC chilena—

que debe tener el partido si quieren

un consejo”.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Archivo