© 2017 Juan F. Brügge - Todos los derechos reservados.

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
Please reload

Posteos recientes

El oficialismo hizo concesiones y destrabó el proyecto de aporte privado a la obra pública

November 3, 2016

 

 

 

Con cambios para favorecer a la industria nacional y a las pymes, el oficialismo en la Cámara de Diputados logró ayer emitir dictamen de comisión del proyecto para crear un régimen de Participación Público Privada (PPP) en el desarrollo de la obra pública.

El acuerdo, que involucra al Bloque Justicialista y a la mayor parte del Frente Renovador, se alcanzó luego de una reunión del presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, con la cúpula de la CGT y otros sindicalistas, preocupados por los efectos del nuevo régimen.

 

Entre otros cambios, los sindicalistas se aseguraron que los bienes y servicios contratados durante las obras tendrán "como mínimo un tercio de componente nacional". La versión anterior del dictamen, ya modificado durante el fin de semana a pedido del massismo, fijaba ese porcentaje en un 25%.

 

La iniciativa, cuyo tratamiento había fracasado durante la sesión del miércoles pasado en un traspié doloroso para el oficialismo, será debatida hoy en el recinto, junto con el presupuesto y los superpoderes. De aprobarse volverá al Senado, donde fue votada el 21 de septiembre, por amplia mayoría. En Diputados, la aprobación parece asegurada, pese a que un sector del massismo, con Facundo Moyano y Felipe Solá como caras visibles, mantiene su rechazo a la iniciativa.

 

A lo largo de 33 artículos, el proyecto habilita al Estado a adjudicar contratos, por medio de un régimen especial y más flexible, a empresas que se provean su propio financiamiento, dinero que podrán recuperar después de terminada la obra. Si hacen una ruta será con el peaje; si hacen una represa, con la venta de la energía durante los años que dure una eventual concesión por parte del Estado. En 2017, esta modalidad podrá alcanzar hasta un 5% del presupuesto. El kirchnerista Axel Kicillof advirtió que podrá llegar a afectar hasta un tercio del total de la obra pública.

 

La discusión será ardua: para el oficialismo, el régimen es una pieza clave para atraer inversiones y desarrollar proyectos de obra pública para los que el Estado no tiene financiamiento; el kirchnerismo, la izquierda y diputados de otros bloques sostienen que está hecho "a medida" de las empresas, y que representa una "entrega" de la soberanía nacional.

 

Para conseguir el respaldo del Frente Renovador, uno de los artífices del fracaso de la sesión del miércoles pasado, el oficialismo introdujo varios cambios al dictamen. Además del mínimo de componente nacional en los contratos de PPP, se dispuso que los procedimientos de contratación deberán promover la participación de las pymes, y el fomento de la industria y el trabajo nacional.

 

Además se crean mecanismos para fortalecer el control. Una comisión bicameral de seguimiento de los contratos PPP tendrá acceso a toda la información, sin poder oponérsele cláusulas de confidencialidad. La unidad de PPP, bajo la órbita del Poder Ejecutivo, estará alcanzada por la ley de libre acceso a la información pública.

 

El choque de posiciones se produjo ayer durante el plenario de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto. "Después del presupuesto, éste es el proyecto más importante que ha generado este Congreso a efecto de la integración federal. En un país en que falta ahorro, este mecanismo de financiamiento es esencial", dijo el macrista Eduardo Amadeo, en el inicio del debate.

 

Sobre el final, la respuesta corrió por cuenta de Kicillof. "Vamos a estar ante un régimen de contratación de casos particulares, desde el cordón cuneta y la cloaca hasta una usina eléctrica. Todo sin respetar el derecho administrativo argentino", sostuvo.

 

Uno de los puntos más cuestionados es la prórroga de jurisdicción, en casos de litigios, a favor de tribunales arbitrales. "Es una ley hecha para darle todas las garantías al privado, dejando al Estado en desventaja. Con la inflación que tenemos, a los 5 meses los privados van a reclamar ante tribunales internacionales. Lo veo en los concesionarios de las rutas", dijo Moyano, que anticipó que votará en contra. En el oficialismo responden que la prórroga de jurisdicción ya estaba prevista desde 2005, por un decreto firmado por Néstor Kirchner y Roberto Lavagna.

 

El massismo, dividido

 

El debate por el proyecto del PPP generó una gran interna en el bloque del Frente Renovador (FR). Marco Lavagna y Juan Brugge hablaron a favor de la iniciativa. José Ignacio De Mendiguren se opuso en un principio, pero tras los cambios en el dictamen, que favorecen a la industria nacional y a las pymes, cambió su posición y comprometió su respaldo al proyecto.

 

No

Facundo Moyano y Felipe Solá conservan su resistencia a acompañar la iniciativa, a pesar de que el proyecto volvió a comisión, donde se le hicieron cambios. El hijo de Hugo Moyano cree que algunos diputados más pueden sumarse a su posición, pero no pretende desafiar la autoridad de Massa, que bajará la orden de aprobar el dictamen con las modificaciones.

 

VER: http://www.lanacion.com.ar/1952537-el-oficialismo-hizo-concesiones-y-destrabo-el-proyecto-de-aporte-privado-a-la-obra-publica

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Archivo