© 2017 Juan F. Brügge - Todos los derechos reservados.

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
Please reload

Posteos recientes

Se necesita hacer un análisis integral de la ley en el Congreso.

February 12, 2017

 

El diputado delasotista apoya la discusión acerca de la baja de la edad de la impunidad. Pero también reclama otras reformas.

 

El diputado nacional por Córdoba Juan Brügge, del Partido Demócrata Cristiano, apoya la discusión acerca de la baja de edad de imputabilidad y afirma que “debe tratarse donde se tratan esos temas: en el Congreso Nacional”

 

En su perfil social de LinkedIn se detallan sus intereses: valores fundamentales como el respeto y la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural; la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer; la libertad de educación de los hijos, y la promoción del bien común en todas sus formas.

 

–¿Cuál es el estado actual de la norma y qué aspectos hay que modificar según su perspectiva?

 

–Entiendo que hay que hacer un análisis integral, no se puede hacer un análisis parcializado de la problemática de la delincuencia juvenil. Nosotros tenemos una norma que es muy antigua, de la época del proceso militar, y que por los avances tecnológicos que hemos sufrido en los últimos años no tiene el alcance que corresponde y no es acorde con las nuevas exigencias. El segundo tema de la delincuencia juvenil, que es un aspecto muy interesante y que no se está ponderando, son los tipos de delitos que cometen los jóvenes. Obviamente que los jóvenes no participan en los delitos complejos como actos de corrupción, defraudaciones, trata de blancas o trata de personas. En algún segmento sí son utilizados por la cadena del narcotráfico pero no son los narcotraficantes, porque, salvo rarísimas excepciones pero que no son de aquí sino que son más de otras latitudes, los menores no tienen capacidad para dirigir bandas de narcotraficantes. El otro aspecto importante para tener en cuenta es la reincidencia de esos delitos menores, y en muchos casos esos delitos no son tratados debidamente en un proceso judicial por el hecho de su imputabilidad, por lo cual no estamos garantizando el debido proceso de ese joven. En definitiva no sabemos si fue o no el causante del delito, salvo que haya sido encontrado in fraganti . O sea que, si bien no queda en su prontuario, queda con una mancha social.

 

–En el caso de que un joven de 14 años tuviera que cumplir una condena, ¿estaría el 
sistema preparado para recibirlo?

 

–Los sistemas no son adecuados. Habría que prepararlo, por eso es importante la ley. La ley que determine la diferenciación entre delitos menores y delitos más importantes. La posibilidad del debido proceso, para que realmente el menor pueda defenderse y decir no, yo no fui, y no que solamente quede librado de todo tipo de responsabilidad. El otro aspecto fundamental es el lugar donde va a ser alojado, que tiene que ser un lugar que esté capacitado, desde el punto de vista edilicio, profesional, con equipos interdisciplinarios que le permitan realmente una reinserción al joven y que no se convierta en una escuela del delito.

 

–¿Qué medidas deberían tomarse para que la reinserción sea posible?

 

–Sería bueno que existan programas a nivel nacional, provincial y municipal, que permitan primero el tratamiento de las adicciones y segundo la posibilidad concreta de que tenga una inserción social y laboral.

 

 

–¿Está de acuerdo con las posturas que dicen que la baja de la edad de imputabilidad va a contribuir para resolver el tema de la inseguridad?

 

–Yo creo que eso solo no. Sería un parche más. Ya que si hablamos de la inseguridad en general tenemos que hablar de otras cuestiones, en las cuales el esquema de prevención no está funcionando, no hay una adecuada logística de investigación de los delitos, no hay un mapa de delitos, que es muy importante para determinar cuáles son las zonas donde se están cometiendo más delitos. Además, el otro tema que se discute es la madurez del menor a los 14 años. Hay que verlo a la luz del avance de la tecnología. Los menores tienen acceso a la información y esta les permite desarrollar habilidades y conocimientos que en el caso de mi generación no los teníamos. Todo eso favorece la maduración del joven, puede saber lo que está bien o lo que está mal, que es lo que divide la línea de la imputabilidad de la no imputabilidad. ¿Cuándo uno no es imputable? Cuando no tiene la capacidad de discernir entre lo que está bien y lo que está mal. Yo como demócrata cristiano pienso que todas las personas son recuperables, en la medida en que realmente existan los elementos y que la persona quiera ser recuperada.

 

VER NOTA:  http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/se-necesita-hacer-un-analisis-integral-de-la-ley-en-el-congreso 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Archivo