© 2017 Juan F. Brügge - Todos los derechos reservados.

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
Please reload

Posteos recientes

Aborto redefine grieta cordobesa en Diputados

February 26, 2018

El pronto inicio del tratamiento del proyecto de aborto legal, seguro y gratuito provoca adhesiones y rechazos transversales a los bloques parlamentarios.

 

En una nueva muestra del hiperpresidencialismo que caracteriza al sistema político argentino, el presidente Mauricio Macri dio luz verde para que el Congreso comience la discusión del proyecto de despenalización del aborto, con Diputados como cámara de origen.


Desde que el actual proyecto fue presentado por primera vez en 2007, el debate sobre el aborto legal seguro y gratuito fue postergado por más de una década, en coherencia con la postura contraria a su aprobación que sostiene la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner.


La decisión de Macri sorprendió a muchos actores del tablero político, al no ser una temática que forme parte del núcleo de reivindicaciones de la coalición gobernante, ni en apoyo ni en rechazo. Sin embargo, va en sintonía con la mediatización de la discusión, promovida por colectivos de todo el país y conducidos por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito.


Las distintas aristas morales, sociales y religiosas que forman parte de la discusión provocarían un realineamiento de los diputados que ya no reflejará los bloques oficialistas y opositores, sino que será transversal a las bancadas parlamentarias.


La delegación cordobesa en la Cámara Baja no sería ajena a las disidencias internas de cada bloque. Si bien no todos los diputados mediterráneos han confirmado su posición al respecto, algunas alineaciones ya resultan ajenas a la lógica oficialismo-oposición que viene primando en la política argentina.

 

¿Nueva grieta?
El lunes pasado se realizó una jornada de visibilización del proyecto de la Campaña Nacional frente al Congreso, que ganó la atención pública en las redes sociales y los medios de comunicación. La actividad no sólo sumó a militantes que apoyan la despenalización, sino también a numerosos parlamentarios que están comprometidos con la consigna.


Fue tras ello que el Presidente decidió “habilitar” la discusión en el Congreso, lo que equivale a dar un visto bueno extraoficial a las autoridades de la Cámara Baja para que el proyecto comience a ser debatido en las comisiones correspondientes.


En este caso, serán cuatro: Salud, Legislación General, Legislación Penal, y Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia. La comisión de cabecera aún no está definida, pero sería una de las dos primeras. Esta decisión tendrá peso en la discusión, puesto que sus sendos presidentes, ambos macristas, tienen posiciones opuestas entre sí con respecto al proyecto; mientras Carmen Polledo (Salud) se opone, Daniel Lipovetsky (Legislación General) lo apoya.


Una vez que las cuatro comisiones se hayan expedido al respecto, el pleno de la Cámara podrá tratarlo en una sesión. Es allí donde las disidencias internas de cada bloque quedarían expuestas, al tener que votar cada diputado por el sí o el no.


De los diputados cordobeses, algunos ya han adelantado su posición al respecto, mientras algunos otros mantienen en reserva su preferencia. En el oficialismo cambiemita, dos legisladoras son firmantes del proyecto de la Campaña Nacional. Las radicales Brenda Austin y Olga Rista se han expresado en numerosas ocasiones en apoyo a la despenalización, siendo la primera de ellas una de las mayores impulsoras del tratamiento en la Cámara.


En la misma sintonía están los dos diputados kirchneristas. Gabriela Estévez se cuenta también entre los firmantes del proyecto, y Pablo Carro hizo una expresa declaración a favor durante el fin de semana.


“La discusión sobre el #AbortoLegalYa va a llegar (por fin) al Congreso”, expresó el gremialista universitario, agregando que “la militancia de los diversos colectivos de mujeres (…) logró vencer resistencias históricas”. Olvidó, quizás, que durante la última década dicha resistencia no provino de otro lugar más que del principal despacho de la Casa Rosada, ocupada por su lideresa Fernández de Kirchner.


En la vereda del frente se paró Juan Brügge, el diputado miembro del Partido Democráta Cristiano, que ingresó al Congreso de la mano de Unión por Córdoba, y hoy acompaña al schiarettismo en el bloque Córdoba Federal.


“Ante la preocupación del papa Francisco de que no sean muchos los que luchan por la vida, confirmo mi compromiso a luchar por el #derechoalavida y contra el #aborto y la contención de las embarazadas” afirmó el democristiano, con una posición clara que podría representar a la mayoría de su bloque.


Otros diputados, como el titular de la bancada oficialista, Mario Negri, y la también radical, Soledad Carrizo, se mostraron favorables a que la despenalización del aborto se debata en el Congreso, pero no han declarado qué posición tomarán si el proyecto llega al recinto. Sin embargo, expresiones de archivo muestran que ambos serían contrarios a apoyar la sanción de la ley.


Algo similar ocurre con Alejandra Vigo, quien ha declarado su oposición a la despenalización del aborto en ocasiones anteriores. Su posición podría ser definitoria para el voto de sus colegas Martín Llaryora y Paulo Cassinerio.


Los cuatro macristas (Héctor Baldassi, Nicolás Massot, Gabriel Frizza y Javier Pretto), el radical Diego Mestre, la carrioísta Leonor Martínez Villada, la delasotista Adriana Nazario y el exradical exkirchnerista Juan Manuel Pereyra todavía no adelantaron sus votos, pero comenzarían a hacerlo en los próximos días.


El proyecto de despenalización provocará que el rompecabezas de legisladores nacionales cordobeses se realinie, sacando a las distintas piezas de la posición que la coyuntura oficialismo-oposición impone en la mayoría de los debates.

 

VER NOTA: http://www.diarioalfil.com.ar/2018/02/26/95614/

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Archivo